lunes, 4 de julio de 2016

Raúl Bocángel: “No nos da miedo el descenso”

Oriente Petrolero - Raúl Bocángel - DaleOoo.com sitio Club Oriente PetroleroComo nunca antes, la dirigencia de Oriente Petrolero decidió bajar su presupuesto considerablemente, con relación a otros clubes grandes del país que van por el título. El argumento de la dirigencia albiverde es que el club apostará por la formación de jugadores en sus divisiones menores, pero también en el primer plantel, que tiene muchos futbolistas con poca experiencia liguera. El vicepresidente Raúl Bocángel sostuvo que lo que se está haciendo es serio y que no le da miedo el fracaso, pues el objetivo es hacer que la institución sea autosustentable, algo que por ahora no sucede.

El dirigente considera que el título no es lo más importante, pues eso debe llegar como consecuencia de un trabajo en las menores, pues se quiere que Oriente Petrolero se convierta en formador y vendedor de futbolistas. Es así que no pasarán de un presupuesto de $us 80.000, que incluye alimentación y otros ítems.

Sobre Ronald Raldes, espera que el capitán decida quedarse, aunque reconoció que la oferta que se le hizo es baja con relación a la que tenía hasta la anterior temporada.

¿En qué se sustenta el proyecto nuevo en Oriente?
Este proyecto deportivo, a la cabeza del presidente del club, José Ernesto Álvarez, está sustentado desde el punto de vista económico y deportivo. Se están haciendo inversiones enfocadas hacia la formación integral de nuestros deportistas, desde las categorías inferiores hasta los que están en el primer plantel.

¿Por qué se bajó el presupuesto considerablemente?
Porque uno de los pilares es justamente hacer al club sustentable y para eso estamos tomando en cuenta la realidad que vive la institución, que vive el país, y de eso (presupuesto) no queremos salirnos. Pero también se está readecuando el tema de los flujos financieros para poder invertir en las menores. Todo el mundo habla de las menores, pero a la hora de pedir patrocinio o colaboración hay poca ayuda.

¿Cuál es la idea?
Un chico que tiene 17, años en tres años tiene que estar siendo una de nuestras figuras, si es que tiene condiciones, pero además hay que tener dentro de este proyecto un cuerpo técnico, como el que tenemos ahora, con experiencia en la formación de futbolistas; tiene que tener la valentía de poner a los chicos (darles continuidad).

Pero no hay que descuidar que somos un club grande y que esto tiene que tener una estructura porque nosotros necesitamos pelear cosas. Vamos a competir, pero lo haremos con nuestras armas. Habrá una mezcla de juventud apoyada con gente de experiencia.

Con los chicos, ¿cuál es el objetivo en este torneo?
Este torneo (Apertura) se juega por un solo premio (Copa Libertadores 2018), y algunos de nuestros chicos tienen dos o tres partidos jugados en el anterior campeonato. Estos van a llegar con un número de encuentros muy importantes para el próximo torneo, donde se juegan otra cantidad de premios y otros objetivos. Van a llegar con un rodaje muy importante para la Copa Sudamericana que nos toca jugar.

¿Saben del peso que puede tener la presión de la hinchada?
Esto es como cualquier empresa medianamente seria y la gente que está en la institución lo entiende así. Somos hinchas y ahora somos dirigentes, y tenemos que tomar decisiones, muchas de ellas no gustarán a la hinchada porque esto es fútbol y todos somos dueños de la verdad, pero acá hay un proyecto, podemos estar equivocados o no, pero lo hay.

Antes las cosas se hicieron de otra manera y los resultados la gente ya los conoce. Hoy, hay un proyecto y queremos llegar al éxito a través de una consecuencia, que es apoyando las divisiones menores, dándole oportunidad a los chicos que suban al primer equipo, que no aparezcan uno o dos partidos y luego se pierdan.

Es decir, ¿serán formadores?
Este club tiene que darse sustento. Además de formador, este se debe transformar en un club vendedor, exportador de futbolistas.

Oriente hace años que no vende un futbolista. Hoy se dio la salida de Alcides Peña, porque encajó justo en el proyecto que se tiene. La pregunta es, ¿con quién lo vamos a reemplazar? Por uno de nuestros jóvenes que están por detrás y que vienen empujando.

El punto central es no tapar a nadie, hay que generar jugadores dándoles condiciones adecuadas. La alimentación, por ejemplo, es un tema que nosotros no lo vamos a achicar, lo vamos a agrandar. Hoy, solo los del primer plantel lo tienen, pero desde el próximo mes, seguro tendrán los de la Primera A. Esos son los pilares del proyecto.

¿Qué le dicen al hincha?
Lo que le puedo decir a la hinchada es que tenga fe y paciencia, y que se haga una pregunta: ¿De la otra manera, qué hemos conseguido?.

Si logramos consolidar esta estructura, que será desde abajo, que si se va un jugador nosotros vamos a ser los primeros en apoyar, porque este club tiene que ser vendedor. Es parte de la estructura financiera que sustenta este proyecto.

La hinchada tiene que tener paciencia y tolerancia a estos jugadores y al cuerpo técnico. También tiene que ver que los jugadores se entreguen. Este deporte se lo juega a ganar, pero también se puede perder. Y a veces en las derrotas hay que sentirse orgulloso de los jugadores que nos representan cuando dan todo lo que tenían.

Luego de varios días de haberse iniciado el trabajo, ¿cómo lo ve al equipo?
Este equipo ilusiona. La gente tiene que apoyar, nada sacamos con criticar desde fuera, hay que ir al estadio, mejor si se hacen socios. La única manera de tener voz y voto es siendo socio.

¿Cuánto es el presupuesto para esta temporada?
Nosotros vamos a rondar un presupuesto de entre 70.000 y 80.000 dólares (por mes); de eso, una parte importante tiene que ir a cubrir los presupuestos de alimentación y dar condiciones de trabajo a los deportistas de alta competencia.

¿Oriente es autosustentable?
El club albiverde no es autosustentable, y antes lo era menos. Uno siempre tiene que sacar de donde no debe para que esto siga, esto por amor a la institución, al deporte, a la juventud y a los niños. Pero el objetivo es que, en un corto tiempo, el club sea autosustentable.

¿Cómo se piensa competir contra clubes que tienen planillas más grandes?
No se hace equipo con planilla, se hace con jugadores y con grupo. Nos ha pasado en los últimos años, hemos tenido planillas (altas) y los resultados no fueron los que se querían. Hoy estamos cambiando y vamos por un proyecto que es a mediano y a largo plazo, pero se necesitan dirigentes valientes.

Gracias a Dios, el club tiene un presidente creíble, honesto y valiente, que va a llevar esta carga para adelante; ojalá que sea más liviana con triunfos. Yo creo que este es el camino que el hincha reclama y que todos pedimos.

¿Cuáles son las aspiraciones?
A tener seis o siete chicos en la selección el próximo año. Ustedes ven a los muchachos que hay ahora (entrenando en el plantel), saben cómo están, y ustedes (la prensa) mismos dirán si estamos en lo cierto.

Ya no hay punto promedio. Con lo arriesgado del proyecto, ¿han medido lo complicado que puede ser lo que se viene?
A nosotros este tema, de eliminar el punto promedio, nos encontró en pleno proceso del proyecto y, aunque tiene distintas interpretaciones, eso no nos tiene que cambiar en lo absoluto en lo que tenemos planificado. Además, viendo a los jugadores que tenemos y el trabajo que se está haciendo, yo no le tengo miedo al descenso de categoría.

Hay muchos futbolistas de asociación, ¿quiénes hacen la selección de jugadores?
Hay una política de selección de jugadores para las inferiores, que la lleva adelante la directiva y sus técnicos, quienes hacen seguimiento a los futbolistas para elegirlos. Algunas veces yo colaboro. Recién fui a ver un partido de un ascenso siguiendo a un jugador y ahora él ya se entrena en el equipo de la Primera A; un chico de 19 años. Y así, vamos mirando los que van apareciendo en otros equipos y otras escuelas para invitarlos a participar de nuestro proyecto.

¿Por qué se fue Ángel Guillermo Hoyos?
Hubo una serie de circunstancias que hicieron que él no siga, no necesariamente al hecho de bajar presupuesto y por tener muchos chicos, ya que él apostaba a un proyecto con jóvenes. Fue otro tema, el cual el club prefiere cerrar. Al nuevo entrenador que ha venido a reemplazarlo lo elegimos con lupa, porque queríamos a un entrenador que quiera encarar este proyecto.

¿Cómo convencieron a Gutiérrez de hacer frente con un equipo con muchos jóvenes?
Es un reto para el cuerpo técnico. Y seguramente hemos debido tener alguna capacidad de convencimiento de enamorar a alguien del proyecto y eso hay que destacarlo. Y la gente tiene que apoyar. Hay que ir al estadio no solo cuando se gana, necesitamos de todos.

Hasta ahora solo llegó un refuerzo...
Me parecería una falta de respeto decir que los jugadores que hemos traído no son refuerzos, cuando son futbolistas que con seguridad ustedes los van a ver en las próximas convocatorias de la selección nacional. Lo que hemos hecho es contratar un jugador extranjero porque no necesariamente hay que llenar los cupos (se permiten seis). Parte del proyecto es eso, darle poco, pero calidad y que tengan espacio los nacionales.

¿Cuántos jugadores más llegarán?
Yo diría que uno más. Un centro- delantero.

¿El tema Ronald Raldes por qué se dilata?
Raldes es un ícono del club, nuestro capitán. El club le hizo una oferta y lo estamos esperando por ser él. Si acepta seguir en su equipo, porque es hincha, seguro será porque tendrá un desprendimiento de su parte y eso se lo vamos a reconocer los dirigentes y los hinchas. Porque un jugador de su categoría y trascendencia que se adecue a nuestra realidad y que apoye a los jóvenes con su liderazgo, será para aplaudirlo de pie.

¿Cómo se imagina a Oriente en un futuro?
Nosotros soñamos con un proyecto estable, con futbolistas consolidados y que tengan mucho roce para que el próximo año solo traigamos un refuerzo de categoría para pelear de otra manera. Esto es como un niño, empieza a dar sus primeros pasos, después camina más rápido, luego corre y después será un velocista.

Queremos que nos vaya bien, pero no necesariamente con el título, nosotros tenemos otras prioridades en este momento, sanear el club, hacerlo sustentable, formar jugadores, consolidar a los que están. Apuntamos a tener nuestra casa. El título tiene que ser la consecuencia del trabajo.

¿No tienen miedo?
No hay que tener miedo en la vida. El único que no se equivoca es el que no hace nada, pero esto está discutido, charlado, y tiene un norte. Este proyecto hay que plasmarlo en una valentía del directorio, para que si las cosas no van como deseamos al comienzo, tengamos la valentía de aguantar los procesos.

Reitero, nosotros no tenemos miedo, por los jugadores con que contamos. Tenemos al arquero de la selección boliviana Billy Viscarra; los dos laterales de la Verde, y grábeme, Ricky Áñez y Francisco Rodríguez.

Hugo Souza le dará la experiencia a la zaga, y ojalá esté Raldes, pero también lo tenemos a Paúl Burton, que se ha destacado en Petrolero. El mejor volante de contención del fútbol boliviano, dicho por la prensa, Marcel Román; acompañado por Pedro Azogue, jugador de selección. Qué miedo podemos tener con este equipo.

Más adelante tendremos a Gualberto Mojica, que será nuestro creativo, junto al nuevo refuerzo que llegó, Gonzalo Sena. Contamos con chicos de terribles condiciones, como Mateo Zoch, Diego Suárez, que se formó en Europa, y Alexis Ribera; son jóvenes, pero con mucho recorrido.

Adelante tenemos las dos gacelas: Alberto Pinto y Carmelo Algarañaz, que lo prestamos a Petrolero y él solo nos ganó un partido en el anterior torneo. Entonces estos son parte de nuestro equipo, no nos estamos tirando a una piscina que no tenga agua.

Fuente: DIEZ

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien!!

4 de julio de 2016, 15:04
Anónimo dijo...

bien esa voz me gusta gente joven no jugadores viejos y inútiles hay que dar oportunidad a gente joven no viejos

6 de julio de 2016, 15:35

Publicar un comentario

Powered by Jasper Roberts - Blog
Dakar por Bolivia   Deportes en vivo   Dakar por Bolivia   Dakar por Bolivia